Royalty-free Image: Mother Using a Phone Opening a Book With…

 

Las mujeres son dos veces más propensas a sufrir de depresión en comparación con las cifras de hace 40 años, según los investigadores. La causa, señala el estudio elaborado en Alemania, es su esfuerzo por hacer malabares para compaginar las familias y las carreras laborales.

 


Se cree que una de cada siete mujeresse verá afectada por la depresión en algún momento de sus vidas, algo que supone más del doble de hombres que lo sufrirán. Los científicos aseguran que elesfuerzo de tratar de tener una familia y una carrera a la vez supone para las mujeres una “pesada carga” que tiene repercusiones psicológicas.

Los investigadores han estudiado el alcance de los problemas de salud mental en Europa, concluyendo que lastasas de depresión en las mujeres se han duplicado desde la década de 1970. Descubrieron que las mujeres que están en mayor riesgo de sufrir depresión abarcan la franja de edad de los 16 a 42 años, cuando se suelen tener hijos.

Estos grupos de edad tienen entre un 10 y un 13,4 por ciento de posibilidades de desarrollar depresión, el doble que los hombres en el mismo grupo de edad. El profesor Hans-Ulrich Wittchen, encargado de dirigir el estudio, indicó que: “en la depresión se ve que esta tasa 2,6 veces mayor entre las mujeres, con picos en los años en los que la mujer es fértil”..

Las ‘supermamás’, deprimidas

“En las mujeres se ven estas tasas increíblemente altas de episodios depresivos en los momento de sus vidas en que están teniendo bebés, cuando crían a los niños o cuando tienen que hacer frente a las dobles responsabilidades de tener un trabajo y una familia.

“Esto provoca una tremenda carga, y el efecto sobre las mujeres supone que no pueden cuidar más de su familia y a la vez estar activas en su profesión“. Por ese motivo “en comparación con la década de 1970 hay el doble de episodios de depresión entre las mujeres que en la actualidad”. Se trata de una tendencia que viene de la década de 1980 y 1990, cuando la mujer comenzó a incorporarse al mercado laboral.

“Ahora es el estancamiento, que es más o menos estabilizado, pero es mucho muy superior a la década de 1970″. Los investigadores alemanes examinaron la magnitud de los problemas de salud mental como la demencia, trastornos de la alimentación y el insomnio, utilizando para ello estudios previos y encuestas.

Su trabajo, que se publica en la revista ‘Neuropsychopharmacology’, descubrió que el 38 por ciento de personas sufren de algún tipo de enfermedad mental. Los más comunes son la depresión, el insomnio, las fobias y la demencia en la vejez. Y analizando los datos generales, el mes pasado los investigadores estadounidenses encontraron que estas ‘supermamás’ son mucho más propensas a estar deprimidas.

 

Fuente: DiarioFemenino

Anuncios