Royalty-free Image: Woman Eating Spaghetti

 

¿Cuántos alimentos dejas de comer porque piensas que engordan? Probablemente son más de los que imaginas porque con todas las dietas que hoy en día existen y la búsqueda por tener la figura ideal, se ha llegado al punto de creer que hasta el agua te aumenta de peso. 

Despeja tus dudas y averigua qué es cierto y qué no en materia de alimentación.

 

 

Agua:

No importa si tomas este líquido vital solo o mientras comes, ya que no tiene calorías y por lo tanto no te puede engordar. Tampoco adelgaza, sólo ayuda a regular la forma de comer al frenar un poco el hambre cuando la bebes.

 

Cerdo:

Esta carne tiene muy mala reputación a la hora de bajar de peso y, aunque algunos cortes y platos que se preparan con el cerdo tienen altos contenidos de grasa, la realidad es que sus partes magras poseen menos grasa que la ternera y lo mismo que el pollo.

 

Pan:

Si se come con moderación no debe engordar. De hecho el pan blanco tiene tantas calorías como un filete de carne o un plato de verduras. La falta de información de algunas dietas llevan a creer que los carbohidratos, como el pan, te pueden hacer subir de peso, pero la realidad es que son muy necesarios en una dieta balanceada y sana. Comparado con el pan integral, no hay mayor diferencia en el valor calórico, excepto que este último tiene más fibra que ayuda a regular la función intestinal y a que las toxinas se eliminen.

 

Mantequilla:

Tiene un gran contenido de grasas saturadas, colesterol y bastantes calorías, por lo que esos molestos cauchos que tienes en la cintura pueden deberse a la matequilla que untas en el pan todos los días. Y si buscas un sustituto tampoco es recomendable la margarina pues casi tiene la misma cantidad de calorías que la matequilla. La única diferencia es que como la margarina es de origen vegetal, tiene grasas monoinsaturadas que aportan menos colesterol.

 

Cerveza:

Aunque parezca difícil de creer, la cerveza no engorda, a menos que se tome en exceso. Los nutricionistas consideran que su consumo moderado es bueno para la salud ya que es depurativa, diurética, contiene antioxidantes, mejora la salud cardiovascular y tiene alrededor de 90 calorías. Así que puedes brindar, pero una sola vez.

 

Chocolate:

Este delicioso manjar de reyes tiene elevadas cantidades de azúcar y grasa, por lo que si no limitas considerablemente su consumo, inevitablemente te engordará. Más que el chocolate, lo que viene cargado de calorías es el azúcar, las nueves, la harina y todo lo que entra en juego para hacerlo muy apetecible. El más recomendado es el chocolate amargo ya que tiene menos azúcar y leche.

 

Vitaminas:

Hay quienes prefieren no tomarlas por temor a engordar. No obstante, están equivocados porque las vitaminas no son nutrientes energéticos como los carbohidratos, proteínas o lípidos, por lo que no tienen calorías. Al contrario son importantes para mantenerte saludable en especial si tu alimentación no es muy balanceada.

 

Pasta:

Sólo contiene 1% de grasa y un 75Þ carbohidratos de lenta asimilación. No te sumará libras si la acompañas con una salsa de tomate casera. El problema está en ponerle salsas con alto contenido graso, como las que contienen quesos y carnes.

 

Aceite de Oliva:

Aunque es considerado uno de los aceites más saludables, engorda tanto como el resto ya que todos aportan 9 calorías por gramos. Su consumo se debe moderar incluso al aliñar ensaladas. Una cucharada (10 gramos) de aceite de oliva aporta 90 kilocalorías.

 

Fuente: AOL

Anuncios