Royalty-free Image: Middle aged woman taking vitamin or mineral supplement…

 

Los famosos “calores”, típicos de la menopausia, pueden resultar muy frecuentes y problemáticos para algunas mujeres, mientras que para otras ocurren muy de vez en cuando, pero podrían atenuarse siguiendo una dietapara bajar de peso y practicando actividad física. 

 

Así lo indican los resultados de un estudio publicado en el journal Archives of Internal Medicine y realizado por investigadores de la Universidad de California situada en San Francisco, Estados Unidos.

La investigación denominada PRIDE, contó con la participación de 338 mujeres con sobrepeso moderado y que en su mayoría habían manifestado sentirse molestas y afectadas por los ‘calores’, también llamados ‘sofocos’. Entre ellas, algunas fueron sometidas a un régimen alimentario y físico relativamente estricto, mientras que otras pasaron a integrar el grupo control.

“Aquellas mujeres que al comenzar el climaterio se encuentran levemente por encima de su peso podrían encontrar en la dieta y la actividad física una alternativa para sentirse mejor y menos molestas”, según explicaron los autores del estudio.

“Esto es muy positivo porque hasta el momento la única alternativa eficaz para atenuar los síntomas de la menopausia es la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH). Pero este tratamiento conlleva cierto riesgo, especialmente en lo que tiene que ver con las patologías cardiovasculares. Por eso creemos que abrir un camino alternativo es sumamente relevante”, añadieron.

Los calores y su relación con el sobrepeso
Al comenzar la menopausia -generalmente entre los 45 y 50 años-, como consecuencia del cese de los períodos menstruales, la mujer comienza a experimentar una serie de cambios fisiológicos y orgánicos que están provocados por la inactividad de los ovarios que dejan de producir dos hormonas: los estrógenos y la progesterona.

Justamente, esta caída hormonal es la que provoca la aparición de diversos síntomas, entre los cuales se encuentran los calores, que según datos estadísticos experimenta aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres que transitan el climaterio (es decir que pueden empezar a desarrollarse después pero también antes del último período menstrual, llegando a perpetuarse por aproximadamente cinco años).

Pero, ¿qué son?. Se trata de reacciones vasomotoras caracterizadas por elaumento de la temperatura corporal y la aparición de sudores que provocan mucha molestia y de algún modo disminuyen la calidad de vida porque, entre otras cosas, favorecen el desarrollo de insomnio.

“Los calores obedecen principalmente a la falta de estrógenos, con lo cual el hecho de hacer una dieta pobre en grasas y en el marco de la cual se realice actividad física tres veces por semana media hora cada vez libera endorfinas y eso siempre ayuda. Pero eso es principalmente para las mujeres que no presentan síntomas demasiado severos. Para las que si se encuentran en esa situación hay que evaluar una alternativa como por ejemplo la terapia de reemplazo hormonal”, explicó a PRO-SALUD News la doctora Silvina Witis, medica especialista en ginecología, climaterio y endocrinología ginecológica y ex jefa de Ginecología de LALCEC.

“Pero, dado que la TRH es un tratamiento que como muchos otros conlleva sus riesgos, siempre antes de indicarlo hay que evaluar algunas cuestiones como por ejemplo los antecedentes familiares. No se trata simplemente de administrar un fármaco pues no todas las mujeres pueden utilizarlo”, concluyó Witis.

 

Fuente: AOL

Anuncios