Royalty-free Image: Wooden doll with hand on hip studio shot

 

Un estudio halló que la información tranquilizadora y los consejos de mantenerse activos ayudaban en la recuperación

 

 

Los empleados que están en licencia médica debido al dolor de la espalda baja tienen más probabilidades de volver al trabajo si reciben información tranquilizadora y consejos médicos sobre cómo permanecer activos, según un estudio reciente.

Las personas que sufren de dolor de espalda baja no específico que evitan la actividad podrían retrasar su recuperación, señalaron los investigadores, el Dr. Marc Du Bois y Peter Donceel, de la KU Leuven, una universidad belga.

En el estudio participaron más de 500 empleados (sobre todo trabajadores manuales) que estaban en licencia médica debido al dolor de espalda. Los trabajadores que tenían síntomas de un problema grave de espalda no fueron incluidos.

 

Los investigadores seleccionaron al azar a la mitad de los empleados para que recibieran información y consejos sobre su afección. Específicamente, a esos trabajadores se les dijo que su dolor probablemente pasaría con el tiempo. También se les aconsejó evitar el descanso en cama, permanecer activos y seguir con su rutina normal.

Los demás participantes no recibieron esta información ni información tranquilizadora, y solo se les administró la evaluación estándar de discapacidad.

Los trabajadores que fueron educados sobre el dolor de espalda, y a quienes se aseguró que mejorarían, eran más propensos a volver al trabajo. El estudio mostró que tras un año, apenas 4 por ciento de esos trabajadores no habían vuelto a trabajar. En comparación, 8 por ciento de los que no habían recibido la consejería sobre el dolor de espalda seguían en licencia.

Los investigadores hallaron que 38 por ciento de los que recibieron consejos sobre el dolor de espalda tuvieron episodios repetidos de licencia médica, frente a 60 por ciento de los que no recibieron esos consejos.

“La combinación de consejería y evaluación de la discapacidad por parte de un consejero médico resulta en una mayor tasa de regreso al trabajo debido a una menor recurrencia de la licencia por enfermedad, en comparación con solo evaluar la discapacidad”, escribieron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la revista.

Los consejos sobre el dolor de espalda baja deben ser parte de las evaluaciones rutinarias de discapacidad, para evitar que se convierta en una afección crónica y que incapacite, concluyeron los autores, y esos consejos deben proveerse en un plazo de seis semanas del inicio de la licencia médica del trabajador.

 

Fuente: HolaDoctor

Anuncios