Un nuevo estudio del Departamento de Salud del Reino Unido revela que los implantes de mama de la compañía francesa Poly Implant Prothèses (PIP), que generaron alarma en todo el mundo por haber sido producidos con material no apropiado para uso médico, no son tóxicos.

 

En información publicada por la BBC se advierte que los implantes de mama de esta empresa tienen un alto riesgo de ruptura debido a que la silicona con la que están elaborados es de mala calidad, pero no es tóxica ni detonan cáncer de mama y, por lo tanto, no provoca riesgos a largo plazo para el ser humano.

 

El profesor Bruce Keogh, director médico del Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido, quien dirigió la investigación, asegura que se reunieron todos los datos disponibles sobre tasas de ruptura, estudios clínicos sobre implantes de mama extraídos y análisis de la composición química del gel de silicona con que fueron producidos las prótesis PIP.

 

 

 

Detalla que los implantes de mama PIP tienen un riesgo de romperse de entre 6 y 12% después de cinco años, lo que se incrementa entre 15 y 30% después de 10 años, es decir, casi dos veces más que las prótesis de otras marcas.

 

Agregan que aunque el contenido no es dañino y el gel demostró no contener ninguna sustancia tóxica, los implantes de mama pueden generar irritación, dolor, inflamación de los ganglios linfáticos cuando se rompen.

 

Para que no tengas problemas con los implantes de mama, debes aprender a escogerlos, para garantizar la durabilidad y comodidad.

 

Si tienes implantes de mama y sientes alguna irritación, bulto o dolor, es necesario que visites a tu médico para descartar una posible ruptura de la prótesis.

 

Fuente: Salud180

 

Anuncios