Royalty-free Image: girl with magnifying glass

 

¿Sabías que tus ojos necesitan oxígeno? Así es, no sólo tú precisas este elemento para que tus pulmones funcionen correctamente, pues la córnea también se alimenta de oxígeno para cumplir con sus funciones y evitar la aparición de infecciones o enfermedades oculares.

 

El National Eye Institute indica que la córnea, como escudo protector del ojo contra las agresiones del medio ambiente, necesita estar bien nutrida y humectada; y lo obtiene a través del oxígeno que llega de la atmósfera, debido a que no tiene vasos sanguíneos.

 

Los especialistas aseguran que es vital mantener la oxigenación en el ojo, porque de no hacerlo se pueden presentar padecimientos como la hipoxia (deficiencia de oxígeno), inflamación y crecimiento vascular en la conjuntiva.

También, es normal que estos padecimientos se presenten cuando una persona utiliza lentes de contacto que bloquean la entrada de oxígeno a la córnea.

 

Para evitar esta situación, ya existen algunos productos que están elaborados con materiales que permiten la oxigenación de la córnea, como los hidrogeles de silicona o los lentes de reemplazo.

Por eso es importante que antes de utilizar algún tipo de lente, acudas con un oftalmólogo, quien se encargará de darte el diagnóstico correcto y mandarte el producto que se adapte a tus necesidades.

 

Fuente: Bienestar180

Anuncios