High-Res Stock Photography: Heart attack strikes a fit young man

 

Hoy vamos a tratar un problema muy común para muchas personas, se trata del dolor de pecho, en ocasiones esto sucede porque los músculos de la zona se encuentran tensos, esto puede suceder con los tejidos conectivos del pecho, los hombros anteriores, la cintura escapular y los músculos adyacentes. Dolor en alguna de estas zonas nos causa sensibilidad también en el pecho, una de las formas de combatirlo es a través de ejercicio, ¡te contamos cuáles!

Vamos a comenzar con uno que nos ayuda a abrir la cavidad torácica y los hombros, al mismo tiempo que mientras fortalecemos los músculos de la columna vertebral y la pelvis. Para realizarlo colócate junto a una puerta con un pie por delante del otro y coloca ambos antebrazos y codos en el marco de la puerta con las palmas de las manos contra ella. Inclina tu torso y echa las caderas ligeramente hacia adelante hasta que sientas que tu pecho y hombros se estiran. Aprieta suavemente los omóplatos, y la nalga derecha, y realiza cinco o seis respiraciones profundas. Cambie de pierna y repite el estiramiento, puedes realizar este ejercicio tres o cuatro veces con cada pierna y repetir un par de veces al día.

Un segundo ejercicio que también nos permite fortalecer la columna es, de pie, con la cabeza, hombros, espalda y las nalgas contra la pared, y las pantorrillas y talones un poco separados de la pared. Extiende tus brazos hacia los lados, con las palmas mirando al frente y la espalda contra la pared, mientra aprietas los omóplatos y mantienes esta posición durante 10 respiraciones profundas. Descansa medio minuto y repite el ejercicio dos veces más.

Estos eran los ejercicios que teníamos para recomendar, todos ellos sumamente efectivos y nos ayudarán a combatir el dolor, ¡te animamos a intentarlos!

Fuente: BlogNutricion

Anuncios