Royalty-free Image: Close up of a woman wiping her face…

 

La sudoración no es más que la forma que nuestro cuerpo tiene de eliminar toxinas para conseguir mantener una temperatura corporal idónea. Es un proceso fisiológico muy natural y saludable. El problema es que en muchas ocasiones se produce un exceso de sudoración que suele ser incómodopara el que lo padece y llama la atención. Esto se llama hiperhidrosis y hay algunos métodos para paliarla o hacer que desaparezca, ya que en muchas ocasiones se convierte incluso en un problema de autoestima.

 

A menudo las personas producen un exceso de sudoración. Sin embargo, si tu caso es bastante grave lo mejor es acudir al médico porque puede ser un síntoma de otra enfermedad peor o de que algo no funciona correctamente.

En primer lugar, para prevenir la sudoración excesiva lo mejor es extremar las medidas de higiene. Esto no hará que se sude menos, sino que evitará que haya bacterias que provoquen que esa sudoración desprenda mal olor.

Y si quieres aliviar el problema en la mayor medida de lo posible te recomendamos que sigas una serie de consejos:

– Tener siempre depiladas las axilas para evitar que se acumule el sudor.

– Usar un desodorante hipoalergénicos sin alcohol.

– Ponte ropa cómoda y holgada para que transpire, con tejidos naturales. Nada de artificiales y ceñidos.

– Reduce el consumo de alimentos picantes o comidas con muchas especias. También debes limitar el consumo de alcohol (porque aumenta la sudoración).

– Usa zapatos abiertos y transpirables en verano.

– Para reducir al máximo el sudor de las axilas utiliza unantitranspirante varias veces por semana (no es un desodorante) que tapona los poros por los que sale el sudor. Es muy eficaz.

Ante todo y si tu problema es muy grave no dudes en acudir al especialista. Él sabrá qué medidas son las más eficaces en cada caso.

 

Fuente: SobreTodoSalud

Anuncios