¿No te gustan sus hojas? Pues céntrate directamente en el corazón de la alcachofa…  Y es que la alcachofa va de maravilla con mozzarella. Para variar, puede cambiar el queso mozzarella por ricotta, por ejemplo. 
Para 4 personas
5 alcachofas
2 limones
300 g de mozzarella
4 cucharadas de harina
aceite de oliva, sal

Modo de preparación de las alcachofas con mozzarella


Lavar y quitar las hojas de las alcahofas para conservar únicamente los corazones. Cortarlos en rodajas muy finas y blanquearlos durante 5 minutos en agua salada hirviendo.
Los escurres y los introduces en una ensaladera con el zumo de los limones y recubrirlos con agua fría durante 10 minutos.
Pasados los 10 minutos, los escurres y los secas con cuidado. En una sartén a fuego lento los bañas en harina y una gota de aceite de oliva 5 minutos en cada lado. Dejarlos escurrir sobre papel absorbente.

Cortar la mozzarella en lonchas muy finas. En una bandeja que se mete en el horno, coloca las alcachofas, pon una pizca de sal.

Coloca las lonchas de mozzarella por encima, de manera que se alterne, una loncha de alcachofa y una de mozzarella. Arriba tiene que quedar una loncha de alcachofa.
Introduce la bandeja en el horno a 200°C (termostato 6-7), durante 30-40 min. Apaga el horno cuando veas que el queso está fundido y la superficie empieza a dorarse.
Fuente: EnFemenino
Anuncios