High-Res Stock Photography: Woman with a question mark above her…

Cuando tienes que tomar decisiones importantes, las corazonadas son una herramienta muy poderosa para ayudarte a hacer elecciones de vida. Sin embargo, en ciertas situaciones hay que ignorarlas y es mejor escuchar a tu cabeza.

Para una mejor toma de decisiones, te ayudaremos a aprender en qué casos debes seguir a tu instinto.

1. Conflictos morales: De acuerdo a un estudio de laUniversidad Brown, las cuestiones de índole personal siempre llevan una carga emocional, por ello siempre debes de evaluar los factores prácticos, pero también debes escuchar a tus corazonadas.

 

2. Lee las señales: Hazle caso a tu cuerpo. ¿Te duele el estómago, se te cierra la garganta o te sientes relajada? Dependiendo de esto puede que tomes el camino correcto.

3. Relaja tu mente: De acuerdo al Colegio Hope de Michigan, antes de tomar una decisión, debes darte un minuto para relajar tu cerebro: cierra los ojos y respira profundo.

 

4. No te adelantes: No sólo porque se trate de una decisión impulsada por la intuición deber espontánea. Para elegir mejor, aléjate por unos minutos o incluso unos días. Con el tiempo las respuestas vienen de ti.

Con esta sencilla guía afina tu poder intuitivo; haz que se escuche con fuerza y claridad tu voz interior. De esta forma podrás tomar decisiones más asertivas. ¡Mucha suerte!

 

Fuente: Salud180

Anuncios