Royalty-free Image: Girl walking dog on tree lined path

 

Realizar una actividad física moderada frecuentemente proporciona múltiples beneficios para nuestra salud. Para ello, no son necesarios grandes cambios en nuestra forma de vida: caminar es la mejor opción.

 

 

Estas son las buenas razones para caminar un poco todos los días:

  • Es un deporte sin aprendizaje y gratuito. Caminar es la forma más natural de hacer deporte, sin necesidad de aprendizaje alguno ni de equipación especial. Además puede relizarse casi en cualquier sitio.
  • Caminar adelgaza. Como cualquier otra actividad física, nuestro cuerpo quema las calorías y convierte los glúcidos, las grasas y las proteínas en energía en vez de en reservas de tejido adiposo (calorías).
  • Caminar tonifica los músculos. Caminar nos ayuda a rediseñar nuestra silueta sin esfuerzo: los glúteos, las piernas, los brazos, los hombros e incluso el corazón trabajan cada vez que damos un paso.
  • Caminar es bueno para los osteoporósis. Caminar media hora al día es beneficiosa para nuestros huesos, ayudando a combatir la osteoporósis y la artritis. También ayuda a las personas de edad avanzada a mantener el equilibrio y la flexibilidad.
  • Caminar sube la moral. Está demostrado que caminar al menos tres o cuatro veces por semana durante media hora es beneficioso para las personas depresivas o sometidas a estrés, ya que tiene efectos positivos sobre el estado de ánimo y la confianza de uno mismo.

 

Fuente: ListaDeSalud

Anuncios