Royalty-free Image: Young woman applying moisturizer to thigh

 

El 90% de las mujeres las padecemos: son lesiones de la piel que se generan por la ruptura de las fibras elásticas y del colágeno. Generalmente, surgen por cambios de peso abruptos y durante el embarazo. El invierno es la época ideal para tratarlas.

Llega el verano, nos ponemos la malla, nos bronceamos y allí, implacables, aparecen ellas: las estrías. Esas marcas que quedan tan feas y deslucen tanto nuestra piel. Por eso, lo aconsejable es aprovechar las bajas temperaturas y mejorar nuestro aspecto.

Las estrías son atrofias que se generan por el rompimiento de las fibras elásticas de la piel. De color blanco nacarado o violáceo, se localizan en el abdomen, los glúteos, los muslos, los brazos, la espalda y los senos, resultado del rompimiento de las fibras elásticas de la piel.

 

Los distintos tipos

 

 

*  Estrías de distensión: son provocadas por variaciones de peso muy notorias.

 

*  Estrías de pubertad: son originadas por los cambios corporales y hormonales de esta etapa. Aparecen sobre todo en las nalgas.

 

*  Estrías de gravidez: típicas durante el embarazo (a partir del 6º mes). Suelen localizarse en las zonas donde la piel está sometida a más presión: el vientre, los senos, las caderas, las nalgas y los muslos.

 

*  Estrías atróficas: características de los deportistas ya que son consecuencia de movimientos forzados e intensos que causan el estiramiento y rotura de las fibras.

 

*  Estrías de origen vatrógeno: aparecen después de un tratamiento con corticoides.

 

*  Estrías de origen endocrino: relacionadas con enfermedades como el síndrome de Cushing.

 

Consejos prácticos

 

Para mejorar la apariencia de las estrías y el aspecto de la piel, hay diversos tratamientos médicos, pero también algunas cosas sencillas que podemos hacer en casa.

 

*  Las vitaminas A y B, por ejemplo, son fundamentales para la piel, por eso mantenerla hidratada con cremas que las incluyan en sus fórmulas en imprescindible.

 

*  También, estas vitaminas están presentes en el kiwi, un fruto natural que favorece la regeneración del tejido conjuntivo.

 

*  Consumir magnesio es indispensable ya que ayuda mucho para la síntesis del colágeno.

 

*  Beber dos litros de agua por día.

 

*  Evitar el consumo de alcohol y cigarrillo.

En consultorio

“En relación a los tratamientos médicos, el peeling con ácido  mandélico o glicólico es uno de los más recomendados ya que renueva las capas más superficiales de la piel. También el tratamiento con punta de diamante de 200 micrones (dermoabrasión), que actúa puliendo las capas superficiales de la piel, produce un excelente efecto revitalizante intenso que las atenúa pero no las elimina”, explica el Dr. Mario Fuks, Especialista en Dermatología, Alergia e Inmunología.

 

 

Pera hay más –y diferentes- métodos. “El tratamiento con láser es otra alternativa que activa la formación de colágeno y elastina y permite dejar la piel más tersa y tensa. Por último, la mesoterapia es una buena alternativa en la etapa inicial de las estrías, es decir, cuando recién están comenzando a aparecer. Este sistema consiste en la aplicación intradérmica de sustancias que revitalizan y, además, activan el colágeno y la elastina como, por ejemplo, ADN, vitamina C, vitamina E, Metilsilanotriol y Centella Asiática” concluye Fuks.

 

Fuente: EntreMujeres

Anuncios