High-Res Stock Photography: Heap of sugar cubes and granulated sugar…

 

Los sustitutos de azúcar son productos libres de calorías que aportan dulzor a los alimentos de los seres humanos, gracias a sus ingredientes como la stevia; por lo que son un complemento ideal para las personas que llevan una dieta equilibrada o para los pacientes con diabetes, de acuerdo con Leonor López, maestra en Biotecnología de Alimentos y gerente de Ingeniería de aplicaciones de Metco.

 

 

La especialista comenta que han surgido algunos mitos acerca de los endulzantes y/o sustitutos de azúcar, muchos de ellos generados por características de los mismos, como el sabor amargo, metálico o herbal con los que cuentan algunos, pero también han sido generados por la guerra
de empresas y marcas; mitos que opacan la realidad de que son una excelente opción para las personas con diabetes y para personas que cuidan su alimentación.

 

1.- Si estás embarazada no puedes consumir sustitutos de azúcar porque generan problemas y malformaciones en el bebé. Esto es falso. Muchos médicos prohíben utilizar sustitutos de azúcar en dicho estado, no porque éstos causen un daño como tal, sino porque las mujeres en gestación, así como los deportistas o los niños, por ejemplo, están en una etapa en la que sus condiciones y necesidades energéticas son diferentes. Por lo general un deportista o un niño requiere más energía por las actividades que desarrolla, al igual que una mujer embarazada por el propio desarrollo del bebé. Consumir sustitutos de azúcar limitan a su vez que pueda tener en esta forma ese aporte energético que puede recibir del azúcar de caña.

El producto no causa daño a la mamá o al bebé. Esa es una de las preocupaciones que más se reciben en servicio a atención a clientes “¿si están embarazadas lo pueden consumir?” No pasa absolutamente nada si el médico lo autoriza de acuerdo a sus necesidades energéticas. Si es una mujer que está embarazada y tiene problemas de obesidad o sobrepeso es muy probable que le restrinjan la ingesta calórica, es decir, la ingesta de azúcares.

 

2.- Los sustitutos de azúcar son cancerígenos. En realidad este mito se ha esparcido a través de las redes sociales en donde diversos sitios mencionan que se debe evitar consumir sacarina, Acesulfame y Aspartame porque son cancerígenos. Hubo algunas dudas en sus inicios sobre si eran seguros o no, pero hasta el día de hoy todos los sustitutos de azúcar, los edulcorantes nocalóricos, están autorizados para su uso en alimentos por la FDA en Estados Unidos, por el CODEX Alimentarius en la Unión Europea y aquí en México por la COFEPRIS. No ha habido un respaldo científico suficientemente fuerte o fundamentado como para que se restrinja su uso en alimentos para el consumo humano. Todos son seguros, la diferencia radica en el sabor, costo y origen.

 

3.- Existe otra preocupación en el caso del Aspartame, y es que por la Fenilalanina no lo pueden consumir personas Fenilcetonúricas. Esto es cierto, así como hay personas intolerantes a la lactosa o al gluten, también hay personas que no pueden metabolizar la Fenilalanina, pero son casos muy esporádicos, porque en realidad la Fenilalanina es un aminoácido esencial que forma parte de las proteínas de origen animal. Toda persona que

haya consumido leche, huevo, carne, pescado, proteína de origen animal ha consumido Fenilalanina porque es un aminoácido que forma parte de las proteínas animales.

Conoce más sobre la stevia

Leonor López manifiesta que actualmente la stevia es la opción más natural de endulzante, porque es el único edulcorante no calórico que se puede declarar de origen natural.
Algunos productos como Svetia y utilizan este ingrediente, que proviene del extracto que se obtiene de una planta, el cual es entre 200 y 300 veces más dulce que el azúcar, por lo que se requiere de cantidades muy pequeñitas y lo más importante, no tiene calorías.

 

Fuente: EnForma180

Anuncios