¡Los espárragos son para mojarlos en deliciosas salsas! Sea cual sea tu gusto, encontrarás la salsa que mejor se adapte a ti. Calientes o fríos, blancos o verdes, los espárragos ya no se toman como entrante con mantequilla fundida, sino que se ponen como aperitivo con una buena dosis de salsa.

Para 4 personas
– 1 kg de espárragos blancos
– 3 yemas de huevo
– 100 g de nata líquida baja en grasa
– 1 limón
– 1 manojo de cebolleta
– sal, pimienta

Modo de preparación de los Espárragos blancos con crema de cebolleta


Pela los espárragos y júntalos en pequeños manojos.
Introdúcelos en agua hirviendo con sal y deja cocer entre 20 y 30 minutos a partir de la ebullición (el tiempo de cocción depende de su grosor).
Se sabe que están cocidos cuando un cuchillo se introduce fácilmente en el lado opuesto a la punta del espárrago.
Escúrrelos y colócalos en una bandeja recubiertos con un trapo para absorber el agua.
Prepara la salsa mezclando las yemas de huevo con la nata líquida.
Introduce la mezcla al baño maría caliente, añade sal, pimienta y limón.
Cuando la salsa está bien caliente, añade la cebolleta rallada y luego sirve la salsa con los espárragos.

 

Fuente: EnFemenino

Anuncios