Mantener un matrimonio podría ser más fácil.

 

Si no funciona, divórciate, esta es la frase que cada día escuchamos más las parejas jóvenes recién casadas. Atrás quedaron los tiempos donde la gente te pedía que trabajaras en la relación, por muchas razones, la principal, porque las mujeres no tenían la seguridad emocional y económica para estar solas.

 

Sin embargo, la independencia no debería ser una razón por la cual tirar a la basura un matrimonio. Gigi Levangie Grazer, ha escrito guiones de películas como Stepmom, y escrito novelas como Rescue Me, y The Starter Wife. Actualmente escribe artículos para el periódico The Huffington Post y ha publicado recientemente un texto sobre el porqué las mujeres no deberían de divorciarse.

 

Aquí les van algunas de las razones:

 

1. Todos los hombres apestan

Y todos los hombres son grandiosos. Todos nos dejan la ropa tirada, y todos nos ayudan a cargar las bolsas del supermercado.

 

Básicamente, si odias a tu esposo y te divorcias, sólo estarás cambiando el modelo, no el juego. Los problemas serán los mismos y los aciertos también, a menos de que te encuentres inmersa en una relación abusiva.

 

2. Criar a los niños sola apesta

Muchos estudios demuestran que los niños con familias unidas y con rutinas consistentes son más sanos y felices. Las familias separadas podrían resultar en insomnio, problemas en la escuela, drogas y otros riesgos en los niños que viven el cambio.

 

3.-  Las finanzas apestan

La unión hace la fuerza. El mundo post divorcio conlleva mayores gastos y erogaciones extras. Las peleas por temas monetarios pueden convertir a tu ex príncipe azul en algo nunca antes visto. Las historias de cuentas disueltas, pagos no hechos y robos no son la excepción en el caso.

 

Hoy en día, inclusive las leyes de mayor equidad nos obligan a dar dinero a nuestros ex, si ellos así lo demandan.

 

Si no lo crees, la recesión ha hecho que menos parejas se divorcien. ¿Por qué? Porque no pueden pagarlo.

 

4.- Criar a niños que no son tuyos, apesta

¿Crees que los tuyos son difíciles? Intenta ocupar el nuevo puesto de mami para los ajenos. Si te divorcias, es muy probable que termines saliendo con gente de tu mismo status civil, y muy probablemente ya vengan con bagage no sólo emocional.

 

Seguro podrás llegar a quererlos con el tiempo, pero tú nunca serás su madre.

 

5.-  El dating apesta (después de los 3 meses), y que tu ex salga en dates, también

 

¿Mastica chicle con la boca abierta? ¿Te presume del descuento que consiguió para la cena? ¿Estás harta de que llame a su ex esposa una bruja? Estas pequeñeces que hoy no toleras, jamás cambiarán y son potencialmente tu peor pesadilla en el futuro.

 

Si crees que lo has visto todo, prepare yourself!  Y si crees que el online dating es mejor, también podrías llevarte una que otra sorpresa.

 

Sobre el sexo… si tienes la fortuna de tener hijos, será como tener a tus padres. Una casa compartida significa que eres la responsable del bienestar emocional y físico de tus niños, y ellos probablemente no te quieran ver en citas. No desean ver a otro hombre que no sea su padre, y no se esforzarán por caerle bien.

 

Cuando sales con alguien nuevo, no sólo tendrá que cumplir tus más altos estándares, sino los de tu familia. No creemos que tu felicidad no importe, pero en el momento en que diste a luz, tu felicidad ocupa un lugar secundario.

 

6.Los ruidos en la noche apestan

 

Cuando baja el sol, no hay quién cuide tu espalda. Las mujeres deben ser una combinación entre enfermeras y Rambo.  En un momento del terror tu perro será la mejor arma contra la amenaza.

 

Las llamadas en las madrugadas te dan escalofríos y no tendrás con quien relajar tus miedos. Lo sentimos, pero un hombre da tranquilidad en la obscuridad.

 

7.- La sinergia apesta

…cuando no la tenemos. Una pareja es más que la suma de dos partes. Lo que has logrado hasta ahora con él es único y funciona a su propio ritmo. Con dificultades o no, si te divorcias, serás tú y se acabo.

 

Es difícil ver con claridad cuando estamos cansadas y furiosas con nuestra maleta lista para irnos, la adrenalina exige una salida dramática. Pero piénsalo dos veces antes de irte, el estrés de un divorcio sólo es superado por la muerte de tu pareja. Los niveles de estrés que manejen serán inolvidables.

 

Si tu esposo abusa verbal o físicamente de ti, abusa de sustancias ilegales, de alcohol, o es adicto al sexo, entonces vete. Seguramente estarás mejor sin él. Pero si tu caso es diferente, reflexiona porque decidiste hace tiempo escogerlo como posible padre de tus hijos.

 

Fuente: ActitudFem

Anuncios