Royalty-free Image: Young woman using laptop in park

 

El psicólogo J. B. Walther y colegas han estudiado a fondo el uso y la interpretación de los emoticones de sonrisa :) y los tristes :( . En sus estudios descubrió que las :)no tenían efecto en el modo en que un mensaje era interpretado, mientras que los :(reducían lo positivo dentro de un mensaje positivo. Y también descubrió que en general los emoticones tenían poco efecto. En el estudio de Walther, utilizó diferentes formas de evaluar la llegada de los emoticones, tomando en cuenta la personalidad de cada sujeto.

Otro factor que puede darnos pistas en lo referente a los emails, es la hora del día y el tiempo que se tarda en responder un mensaje. Según un estudio del mismo Walther, los correos de trabajo enviados por la noche, recibían una valoración más alta que el mismo email enviado durante el día. Para los correos sociales se registró lo opuesto, se le daba más importancia a si los emails habían sido enviados durante el día.

 

Y como se dijo antes, es importante también cuanto se demora en responder un mensaje. En relación al trabajo, Walther descubrió que si se respondía rápido los mensajes durante el día, era muy bien visto, mientras que no se le daba mucha importancia a la velocidad de respuesta si se trataba de un mensaje enviado por la noche. Y como antes, si se trataba de mensajes sociales, generaba más afecto si un mensaje recibido por la noche era respondido de forma rápida.

 
Algunos estudios también han analizado el uso y la elección de avatars, las imágenes que la gente elige para representarse a sí mismos en foros, chats, y juegos online. Según un estudio realizado por Nowak y Biocca, cuanto más abstracto y menos humana es un avatar, es más probable que la persona esté buscando interés.

 

De esta forma podemos ver cómo el ser humano puede inferir tanto de tan poco, podemos exprimir las pistas para detectar significado en lugares increibles. El comportamiento no verbal es importante para comunicarse, y podemos ver que no está ausente de la WWW.

 

Fuente: DePsicologia

Anuncios