Royalty-free Image: Collection of fruit on white background

 

Existe una teoría que afirma que hay alimentos de “calorías negativas” que adelgazan. Esta teoría se basa en que algunos alimentos tienen menos calorías que las que nuestro cuerpo necesita para digerirlos, por lo que se perdería peso al comerlos. Se les llama, por tanto, “alimentos quemagrasas”. Aunque no se haya demostrado con exactitud la efectividad de los mismos, se suele incluir en las dietas para adelgazar. No es que adelgacen por sí solos, sino que ayudan al cuerpo a quemar más calorías y adelgaza porque se ingieren menos grasas.

 

Algunos de esos alimentos son: frutas como las manzanas, mandarinas, naranjas, pomelos, fresas, limones y las sandías, verduras como la lechuga, pepino, tomate, zanahoria, calabacín, coliflor, apio, cebolla y espárragos.

 

Hay que decir que aunque no se haya demostrado su efectividad como adelgazante, son muy saludables y buenos antioxidantes. Aunque en todas las dietas hay que tener especial cuidado con los nutrientes y comer lo que nuestro cuerpo necesita.

 

 

También hay alimentos que ayudan a eliminar toxinas (no a adelgazas) y así depurar nuestro cuerpo para mantenernos bien. Estos alimentos son, por ejemplo: ajo, cebolla, alcachofa, piña, sirope de arce, té verde, agua…

 

Fuente: SobreTodoSalud

Anuncios