High-Res Stock Photography: female swimmer getting out of pool

 

El Aquagym o gimnasia acuática es una técnica deportiva que aplica ejercicios propios del fitness en un medio diferente: el agua. Por ello, es un ejercicio aeróbico de muy bajo impacto pero muy efectivo, que no necesita carga adicional porque el agua ofrece una resistencia adecuada para cada movimiento.

 

Como medio terapéutico es un medio energético sin igual, transmite serenidad, carga de vigor y permite la relajación mental y corporal. Los beneficios sobre el organismo son: la temperatura (entre 25º a 28º), que actúa como relajante, y la presión del agua, que actúan como vaso dilatador, favorecen el riego sanguíneo.

 

Por otro lado, ayuda en la corrección postural: se trabaja la musculatura con muy poco esfuerzo; al ser un ejercicio aeróbico, mejora la respiración, aumenta la resistencia y la flexibilidad de los movimientos, pero sobretodo ayuda a relajarse.

 

El efecto de suave masaje que se consigue con el movimiento dentro del agua hace de éste, un deporte perfecto para estimular la reducción de la celulitis y aliviar la pesadez de las piernas con várices.

 

Por su intensidad variable, este deporte puede ser practicado por personas de todas las edades independientemente de su forma física. De hecho, es ideal para personas de la tercera edad o aquellas que han sufrido una lesión articular o muscular.

 

Fuente: Sexualidad180

Anuncios