High-Res Stock Photography: Man holding bouquet of tulips mid section

 

La mayoría de los hombres reporta al menos un episodio de disfunción eréctil en su vida. Aunque muchos de ellos son completamente sanos, existen factores emocionales que pueden afectarlos y como consecuencia no se produce la erección. La depresión y la ansiedad son dos de ellos. Toma nota de cuáles son para que tomes medidas al respecto.

 

1. Problemas con la pareja: Las peleas, enojo, tristeza, falta de confianza, son factores influyen directamente en la disfunción eréctil. Es difícil tener sexo cuando no estás bien con tu pareja, ya que esto disminuye la atracción hacia la otra persona.

 

2. Depresión: Si se toma en cuenta que el principal órgano sexual es el cerebro, se entiende que si tienes depresión, los químicos encargados de enviar mensajes de respuesta sexual a tus órganos genitales, no funciona correctamente. Por esta razón muchos hombres con depresión pierden el deseo sexual. Aunado a ello, la mayoría de los medicamentos antidepresivos también favorecen ladisfunción eréctil.
3. Baja autoestima: Tener una imagen negativa de ti mismo, dudar de tus capacidades, afecta tu desempeño sexual. Aprende a valorarte y a quererte, de esta forma te sentirás a gusto contigo mismo y se verá reflejado a la hora de hacer el amor.

 

4. Estrés: El estrés en muchas ocasiones es inevitable, sin embargo, para tener relaciones sexuales satisfactorias debes desconectarte de todos los problemas de la oficina, casa, dinero, etc.
5. Ansiedad: La mayoría de los hombres se preocupan por su desempeño en la cama y esto les produce ansiedad. Este sentimiento inhibe por completo la erección.

 

La disfunción eréctil no sólo es una cuestión física sino también emocional. Recuerda que para tener una vida sexual plena y satisfactoria, debes relajarte y principalmente disfrutarlo. Si el problema persiste no dudes en acudir de inmediato con tu médico para que te proporcione el tratamiento adecuado.

 

Fuente: EnForma180

Anuncios