Mitos sobre el parkinson

La enfermedad de Parkinson se ha encontrado en todas las razas y continentes. Está caracterizada por un temblor, el cual es máximo durante el reposo, retropulsión (es decir, tendencia a caerse hacia atrás), rigidez, postura estática, lentitud de los movimientos voluntarios, y expresión facial en máscara.

Alrededor de esta enfermedad han surgido algunos mitos por falta de información y sobre todo por miedo. Por ello, te presentamos algunos de los más comunes:

1. Es una enfermedad exclusiva de adultos mayores: La aparición de esta enfermedad es independiente del sexo y de factores sociales, económicos y geográficos. Pero sí está relacionada con laedad de la persona, de manera que suele comenzar en torno a los 50 y 65 años, aumentando la probabilidad y el número de casos entre los 70 y 80 años, por lo que la incidencia aumenta con laedad. Sin embargo, los afectados de Parkinson de Inicio Temprano (EPIT), aquellos cuya edad es inferior a los 50 años, representan 20% del total. Incluso existe una forma juvenil de la enfermedad (menores de 25 años) que casi llega a incluir 5% de los afectados por este padecimiento.

2. Si tienes Parkinson no puedes hacer ejercicio: Por el contrario, elejercicio puede ayudar a estar personas a mejorar su movilidad. La realización de actividad física, en combinación con la medicación, puede mejorar la calidad de vida de la persona con esta enfermedad. Estos ejercicios tendrán como objetivo fortalecer losmúsculos, mejorar el equilibrio, mejorar el habla y la deglución, el bienestar emocional. Los ejercicios no detienen la progresión de la enfermedad, pero puede influir positivamente en una mayorautonomía por parte de estas personas.

3. El temblor del parkinson es lo mismo qué el temblor por la edad: Son síntomas distintos. El temblor esencial es bastante común entre las personas mayores, aunque puede comenzar a cualquier edad. Es relativamente fácil su diferenciación del temblor típico de la enfermedad. Mientras el temblor de parkinson generalmente afecta a una mano, el esencial afecta a ambas manos por igual y con frecuencia se acompaña de temblor de la cabeza y voz temblorosa.

Un paciente con parkinson puede, una vez que ha podido aceptar su padecimiento, comenzar a recuperar su vida a pesar de las limitantes.

Muchas personas con parkinson son capaces de realizar independientemente actividades de la vida diaria. Los síntomas asociados a esta enfermedad empeoran con el paso del tiempo y pueden dificultar la realización de actividades como entrar y salir de la bañera, levantarse de una silla o caminar.

Para conseguir que las personas con esta enfermedad lleven una vida lo más independiente y activa posible, es importante la utilización de los medicamentos adecuados para el control de sus síntomas, tanto en la velocidad con que se producen como en su intensidad, en función de la fase en la que se encuentre, así como también la aceptación y adaptación a la enfermedad.

Fuente: EnForma180

Anuncios