Este plato lleva como ingrediente el radicchio, una variedad de achicoria roja procedente del norte de Italia. El pollo acompañado con radicchio puede considerarse una comida completa baja en calorías.

4 porciones

Ingredientes:

2 pechugas de pollo

1 berenjena cortada en ruedas

1 pizca de sal

4 cucharadas de aceite de oliva

1 radicchio morado pequeño

4 higos

½ taza de jugo de limón

2 cucharadas de miel

hojitas de salvia

Baña las pechugas de pollo y la berenjena con el aceite de oliva, agrégales un poquito de sal y colócalas en la parrilla o en la plancha bien caliente. Déjalas hasta que te asegures de que, tanto el pollo como la berenjena, están bien cocidos.

Lava las hojas de radicchio, arréglalas sobre cada plato y sobre éstas, coloca las pechugas todavía calientes.

Adorna con las ruedas de berenjena y los higos cortados por la mitad.

Para hacer la salsa, mezcla en recipiente el jugo de limón, la miel y las hojitas de salvia. Sirve de inmediato.

Fuente: Kristina

Anuncios