Haz tu mejor versión de ti

¿Te das cuenta de que a veces algo no nos funciona y seguimos intentando las mismas acciones a pesar de que no nos da los resultados deseados?


El cambio nos cuesta mucho trabajo y sí es muy difícil tomar la decisión de hacerlo; sin embargo, es muy costoso también continuar por el camino del desgaste innecesario.
Si un desgaste produce buenos resultados entonces es un desgaste productivo, pero si no, es momento de cambiar. Por ejemplo, si una relación (laboral o personal), lo único que genera es desgaste, es momento de cambiar, eliminar y reducir al mínimo esa relación.
Si un trabajo, profesión o negocio, te produce más daño que beneficio es momento de considerar un cambio. ¿Suena extremista? Puede ser, pero hay veces que los cambios que se requieren son extremos, porque lo más valioso que tienes es tusalud y no mereces el estar “sufriendo”, si no hay algo que te beneficie a ti y a tu familia.
¿Suena egoísta? Puede ser; sin embargo, si ya trataste todo lo posible por mejorar una situación y de la otra parte no hay una respuesta, necesitas ahora preocuparte por tu salud.
Te invito a pensar qué actividades de tu vida te desgastan sin que tu recibas un beneficio justo o que relaciones de tu vida implican desgaste sin un crecimiento o beneficio para ti.
¿No puedes hacer un cambio de 180 grados en este momento? No hay problema, si cada día cambias solamente un grado, en 180 días (aproximadamente medio año) vas a estar mucho mejor.
Tomar la decisión de cambio es de lo más difícil que hay. Empero, hay algo mucho más difícil: vivir una vida de desgaste no productivo con relaciones y actividades, cuyo beneficio es mínimo.
Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes modificarlo al 100% hoy, sólo cambia un 1% cada día o cada semana y en un año si puede haber un impacto positivo que sea medible y observable.
Y si decides no cambiar 1% al día o a la semana a pesar de un desgaste innecesario, no hay problema, pero deseo que en 5 años o menos, no te arrepientas de tus decisiones. Recuerda que “el poder de cambiar y ser feliz, está en ti”.

 

Fuente: Bienestar180

Anuncios