Fotografía de stock: Female patient receiving breast cancer treatment

Entre pepino y pepino, nos sueltan la noticia de que los teléfonos móviles podría ser que produjeran cáncer.

Resulta que pasan al grupo 2B en el que la Organización Mundial de la Salud incluye otras 266 cosas que parece que pueden causar cáncer en animales, no están nada seguros de que lo hagan en personas pero tampoco están seguros de que no causen cáncer. Así que por precaución hay que seguir investigando.

Pero, ¿qué hay además del uso del teléfono móvil? De la lista me llaman la atención:

  • Acetaldehído: se utiliza como conservante de carnes y otros alimentos. En el hígado, el primer paso para metabolizar el alcohol es transformarlo precisamente en acetaldehído.
  • Ácido dicloroacético (DCA): en ensayos clínico ya que parece que, por otro lado, inhibe el crecimiento de los tumores sin toxicidad aparente.
  • Ser bombero.
  • Carragenano (degradado): un espesante de origen natural ampliamente usado en preparados fríos tales como yogur, gelatinas y similares.
  • Cloroformo: unos de los anestésicos más conocidos por todo el mundo.
  • Café: sí, ese que tomamos por las mañanas.
  • Encurtidos: volvemos a los pepinillos.
  • Fenobarbital: uno de los los medicamentos esenciales en cualquier sistema básico de atención sanitaria.
  • Griseofulvina: un medicamento contra los hongos.
  • Trabajar en una imprenta.
  • Naftalina: usada en las casa para ahuyentar las polillas.
  • Oxazepam: un medicamento ansiolítico y tranquilizante.
  • Polvos de talco: usados alrededor del culete (bueno, del ano).
  • Trabajar en una tintorería.

Y lo dejo aquí porque me estoy poniendo un poco hipocondríaco…

 

Fuente: Cuanta Ciencia

Anuncios