No dejes que la diabetes te impida disfrutar los viajes y las celebraciones que acompañan esta época del año. Con algo de planeación y un poco de esfuerzo puedes cuidar tu salud durante las reuniones y comidas familiares durante las fiestas. Para el control de tu diabetes ten claro qué puedes comer y aprende cómo disfrutar de algunos platos tradicionales. Sigue estos consejos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

En reuniones…

Para no interrumpir tu plan de alimentación saludable, antes de salir, haz lo siguiente:

– Come un refrigerio saludable para evitar comer de más en la fiesta.

– Pregunta qué alimentos se van a servir, para saber si son parte de tu plan de comidas.

– Lleva un refrigerio nutritivo o una comida preparada para ti y otras personas.

No tienes que renunciar a todos tus platos preferidos de las fiestas si optas por alimentos sanos y limitas el tamaño de las porciones. Cuando estés en reuniones o fiestas, sigue estos consejos para elegir alimentos sanos y evitar comer de más:

Si estás en un buffet y es posible, sírvete la comida pero siéntate a comer en una sala alejada de los alimentos.

– Sírvete porciones más pequeñas.

– Toma bebidas de bajas calorías como agua con gas o bebidas dietéticas. Si tomas bebidas alcohólicas, limítate a un trago por día si eres mujer, dos si eres hombre, y bebe sólo con las comidas. Limita los tamaños de las porciones de las bebidas tradicionales de las fiestas altas en grasa y calorías como ponches preparados con yema de huevos, crema o leche de coco.

– Sé precavido con las comidas clásicas más “pesadas” como cerdo asado con grasa, tamales preparados con manteca, chocolate caliente, ensalada de papas y panecillos dulces y salados.

En su lugar, elige carnes magras y no comas la piel de pavos o pollos asados. Añade verduras a los acompañamientos clásicos, y no comas alimentos fritos.

– Cuídate de la sal. Algunos platillos tradicionales son hechos con alimentos ya preparados de alto contenido en sodio. Elige verduras frescas o congeladas bajas en sodio.

– Come frutas en lugar de tartas, pasteles u otros postres de alto contenido en grasas, colesterol y azúcar.

– Trata de concentrarte más en actividades familiares y comunitarias que en la comida. Sal a caminar después de las comidas o a bailar cuando esté en una fiesta.

Ir a visitar amigos y familiares significa que habrá cambios en la rutina. No te olvides de controlar tu diabetes cuando estés de viaje. Hazte la prueba de la glucosa (azúcar) más a menudo, porque los cambios de horario pueden afectar sus niveles.

Fuente: Informe 21

Anuncios