¿Cuánto pesas? ¿Cuánto mides? ¿Cuál es tu talla de pantalón? ¿Y de franela? ¿Cuántos huequitos más le abriste a la correa? Esas no son las preguntas adecuadas para medirte, porque, si realmente tienes sobrepeso o estás preocupado por tu salud, las que te deberías hacer son éstas: ¿Cuánto pesan tus músculos? ¿Cuánta grasa tienes en relación a tu masa muscular? ¿Hasta cuánta grasa puedes tener en tu cuerpo? ¿Cuánta agua tienes? ¿Cuán hidratadas están tus células? Si estas rebajando, ¿qué estás perdiendo? ¿Grasa? ¿Músculos? ¿Agua?

En el artículo de hoy te voy a explicar todo lo referente al peso y cómo debemos pesarnos o medirnos para saber si realmente estamos bajando de peso o tenemos un cuerpo saludable.

Los datos básicos que debes saber:

  • Peso: Según la Real Academia de la Legua Española, el peso es “fuerza con que la Tierra atrae a un cuerpo”, es decir, es la fuerza de gravedad actuando en nuestro cuerpo. La intensidad de esta fuerza de gravedad dependerá del lugar de la Tierra en el que nos encontremos, porque mientras más cerca estemos del núcleo de la tierra, más gravedad habrá, mientras más lejos, menos gravedad. En lo alto de una montaña podemos pesar menos de lo que pesamos en una playa. Nuestro peso incluye TODO lo que compone nuestro cuerpo: los músculos, la grasa, los huesos, los órganos y el agua corporal.
  • Masa magra: Tiene que ver con la carne y todo lo que no es grasa ni agua. Por muy cómico que suene, nuestra “carne” son los músculos, órganos y huesos de nuestro cuerpo.
  • Masa grasa: Se refiere a la grasa en nuestro cuerpo. La barriguita, los cauchitos, las banderitas, todo eso. El porcentaje de la grasa corporal debe ser entre 20% y 25 % en las mujeres y entre 15% y 20% en los hombres. ¿Por qué las mujeres deben tener más grasa que los hombres? Bueno, porque las mujeres tenemos caderas y senos, que son básicamente grasa, y debemos tener una reserva de grasa para el momento de la reproducción. Recuerden que más grasa es más energía de reserva.
  • Metabolismo basal: Es la cantidad de calorías que quemas en estado de reposo. Sí, todos quemamos calorías en estado de reposo, porque -aunque estemos durmiendo, sentados o simplemente tranquilos- siempre estamos en movimiento (nuestro corazón late, nuestras venas transportan la sangre, nuestros pulmones trabajan para respirar, nuestras células están haciendo un motón de procesos, estamos pensando, digiriendo alimentos, parpadeamos, etc.). Todo ese trabajo implica un consumo de calorías. Mientras más músculo tengamos, nuestro metabolismo basal será mayor (quemaremos más calorías en estado de reposo). El ser humano quema 30 calorías por cada kg de masa magra en 24 horas.

Hay tres maneras de pesarnos o medir la composición corporal:

  • Utilizando una balanza, báscula o peso,
  • Calculando nuestro índice de masa corporal (imc) o
  • Haciendo un estudio de composición corporal o bioimpedancia.

Balanza, báscula o peso / Cinta métrica

Normalmente la usamos para pesarnos. Son fáciles de utilizar y hasta podemos tener alguna en nuestro baño para pesarnos todos los días. ¿Cuál es el problema? La balanza, la báscula o el peso nos pesan como un todo, no nos especifican la cantidad de agua que tenemos en determinado momento (que puede variar durante el día), ni el peso de nuestros músculos o de nuestra grasa. Estos aparatos nos pesan completos. Para medir la grasita podemos utilizar una cinta métrica e, inclusive, nuestra ropa sirve como un indicador de cuán gorditos estamos o cuánta barriguita hemos perdido.

Seguro se preguntarán por qué es importante saber cuánta grasa hay en nuestro cuerpo. La respuesta es la siguiente: SALUD. Es importante saber cuánta grasa hay en nuestro cuerpo, y en dónde se localiza, para evitar la predisposición a ciertas enfermedades (obesidad, enfermedades cardíacas, cáncer, entre otras).

Los médicos especialistas en Medicina de Obesidad utilizan más la cinta métrica que la balanza, porque es un determinante certero de cuán riesgosa es la situación del paciente. La circunferencia abdominal (lo que mide tu cintura) es un indicador de cuanta grasa tienes en tus órganos internos (incluyendo tu corazón). La circunferencia abdominal debe ser menor a 94 cm en los hombres y menor de 80 cm en las mujeres. ¡Así que a medirse ya! Y ahora además medimos el diámetro sagital del paciente, ¡lo que nos determina con certeza la cantidad de litros de grasa que tienes en tus órganos!

Dato curioso: ¿Qué pesa más un kilo de grasa o un kilo de músculos? ¡Pesan igual! La pregunta correcta sería: ¿Qué ocupa más volumen, un kilo de grasa o un kilo de músculos? Un kilo de grasa ocupa más espacio y más volumen que un kilo de músculos. ¿Qué tal? ¡Por eso es más importante medirnos que pesarnos!

Índice de Masa Corporal

El Índice de Masa Corporal o IMC se utiliza para clasificar y diferenciar a los pacientes en las siguientes categorías: peso bajo, peso normal, sobrepeso o pre obesidad, obesidad tipo 1 (leve), obesidad tipo 2 (moderada) y obesidad tipo 3 (grave).

El empleo del IMC se generalizó gracias a la Organización Mundial de la Salud, como herramienta para diagnosticar el sobrepeso. Mientras mayor sea el número del IMC, mayor será el número de complicaciones y enfermedades relacionadas a la obesidad que puedes sufrir.

El IMC consiste en medir la proporción de tu peso con tu altura y se calcula a través de una fórmula matemática muy sencilla: tu peso en kilogramos sobre tu altura en metros al cuadrado.

IMC =     Peso en Kg
(Altura en Mts)2

Por ejemplo, si yo peso 65 kilos y mido 1,63 metros, mi IMC se calcula de esta manera:

IMC =     Peso en Kg =       65 kg =              65 kg =
(Altura en Mts)²    (1,63 mts)²     1,63 mts x 1,63 mts
 
=   65 kg = 24,4646 = 24,5 = 25
2,6569

La cifra que da al final de esa ecuación será la clasificación de tu cuerpo según las siguientes categorías:

  • Menos de 18,5: Peso bajo.
  • De 20 a 24,9: Peso normal.
  • De 25 a 29,9:  Preobesidad
  • De 30 a 34,9: Obesidad clase 1 (Leve).
  • De 35 a 39,9: Obesidad clase 2 (Moderada).
  • De 40 en adelante: Obesidad clase 3 (Grave o Mórbida).

¿Desventajas? Sí, muchas, si no es aplicada correctamente:

  • El IMC no puede aplicarse en los extremos de la vida (niños y ancianos), tampoco en personas de musculatura muy desarrollada (por ejemplo, físico-culturistas), ni en personas que hayan sufrido enfermedades que consumen la grasa y la masa muscular.
  • El IMC indica la condición de peso, no diferencia la masa grasa de la masa muscular. Si calculamos el IMC del tipo de personas que nombramos anteriormente, los ubicaremos en alguna clasificación equivocada.

Estudio de Composición Corporal o Bioimpedancia

La mejor manera de medirte, de saber si estás bajando realmente de peso, de saber si estás bajando grasa y ganando musculatura, de saber cuánta agua tienes en tu cuerpo, cuan hidratadas están tus células es con la Bioimpedancia. Además, es la manera que yo te recomiendo para medirte y saber cómo está compuesto tu cuerpo.

La bioimpedancia, o estudio de composición corporal, sirve para hacer el cálculo de grasa corporal sobre la base de las propiedades eléctricas de los tejidos biológicos, es un método seguro, económico, preciso y no invasivo que proporciona datos sobre la composición corporal de una persona. Es la mejor forma de cuantificar los componentes de nuestro cuerpo, diferenciando lo que es masa grasa (tejido adiposo) de la masa magra o no grasa (músculos, huesos, órganos) y del agua. La bioimpedancia es la forma más responsable y efectiva de controlar nuestro peso.

Se utiliza en personas que van de los 16 a 70 años, no es de utilidad para aplicarlo en menores debido a que la cantidad de agua varía en su cuerpo y las distintas estaturas que van alcanzando en la etapa de crecimiento.

¿Cómo funciona? El análisis de la impedancia estudia el comportamiento de la corriente eléctrica cuando atraviesa fluidos, células y tejidos del cuerpo humano. La grasa no conduce electricidad, en cambio el agua sí la conduce. Mientras más resistencia exista al paso de la electricidad, significa que hay más grasa, por lo tanto estamos más gordos.

¿Cuáles son sus beneficios? ¡Muchos! El informe que te da el médico especialista en Medicina de Obesidad debe contener los siguientes resultados:

  • Tu peso actual y el peso objetivo, con la cantidad de kilitos que deberías perder.
  • Tu IMC actual para el diagnóstico del grado de obesidad y el IMC objetivo.
  • Los litros de grasa que hay en tus vísceras. Suena un poco repugnante, pero en tu corazón, hígado e intestinos hay grasa y debes controlarla para deshacerte de ella y disminuir tu riesgo de enfermarte
  • El porcentaje de la grasa que hay en tu cuerpo y cuánto pesa esa grasa. Esto resulta sumamente útil, especialmente para saber si nos encontramos en forma y si estamos perdiendo peso en forma saludable.
  • El peso de tu masa magra y el peso objetivo de ese peso.
  • Calcula las calorías de tu metabolismo basal, para saber cuántas calorías quemas en reposo y así estimar cuantas necesitas para rebajar.
  • El porcentaje y peso total del agua presente en tu cuerpo. Esto indica si estás sobre hidratado, bien hidratado o deshidratado.
  • Indica cuáles son tus requerimientos hídricos, es decir, cuánta agua debes tomar para corregir o mantener tu estado de hidratación.
  • Indica cuál es tu biorresistencia, es decir, cuantifica cómo es la conducción eléctrica en tu cuerpo, eso dependerá de la cantidad de grasa en tu cuerpo.
  • Calcula tus necesidades energéticas o la cantidad de calorías que necesitas consumir para perder peso.
  • También te expresa la cantidad de ejercicios que debes realizar diariamente para perder peso.

¿Qué más puedes pedir? Increíble, ¿no?

¿Cómo se hace? Se realiza temprano en la mañana, preferiblemente, para que el agua contenida en el cuerpo quede naturalmente distribuida en los miembros inferiores. Pudieras realizarte el estudio cada mes como mínimo y como máximo cada 4 meses.

El paciente debe estar acostado con las piernas un poco separadas, se limpia la piel, se colocan los electrodos y se realiza la medición. Luego, la máquina arroja unos resultados y el médico debe analizarlos para realizar un informe. Al final, se dan unas recomendaciones: cantidad de calorías a consumir para bajar de peso, tiempo de ejercicio y distancia, entre otras. ¡Y listo! No duele ni es invasivo.

¿Cómo debes ir preparado para realizarte una Bioimpedancia?

  • Debes estar en ayuno: No haber comido en las últimas 4 horas, para que no tengas restos alimenticios. Hacer última comida antes de las 8:00 pm, porque si hay comida en el estómago, el equipo lo interpreta como grasa. El estómago debe estar vacío.
  • Tomar 4 vasos de agua antes del estudio y luego orinar: Debes estar hidratado, para que conduzca bien la electricidad. Si estás deshidratado, hay más resistencia y se interpreta como más grasa.
  • Las mujeres no deben hacerse el estudio con la menstruación: Porque retienes líquidos y estarás sobre hidratada, disminuye la resistencia y se interpreta como menos grasa.
  • Evitar tomar fármacos: Si tomas diuréticos o cafeína, te deshidratas, sobre todo medicamentos que influyen en el estado de hidratación o que influyan sobre el estatus metabólico o la volemia.
  • No haber hecho ejercicios extenuantes 12 horas antes del estudio: Los ejercicios te puede deshidratar. Si se modifica la volemia, o el componente hídrico, se modifican los resultados de la bioimpedancia y el estudio puede dar falsos positivos.
  • Evitar que la piel esté grasosa: Si la piel es muy grasosa, los electrodos no conducen bien la electricidad, por eso la piel debe estar bien limpia (se limpia con alcohol). Evita utilizar cremas antes del estudio.
  • Utiliza prendas de algodón: Evita la ropa interior de licra, ya que aumentan la resistencia.
  • Debes retirar los metales: accesorios, anillos, zarcillos, pulseras, cadenas, relojes. No debes tener prótesis metálicas ni marcapasos.

No existe ningún método con una fiabilidad del 100%, pero el más utilizado es la bioimpedancia. Es el estudio más completo y sencillo que hay, especialmente si tienes problemas de obesidad y estás enfocado a bajar de peso.

Visita nuestra consulta, allí podrás hacerte el estudio de Bioimpedancia con el mejor equipo que existe en el mercado. Así que corre a pedir tu cita, llama al 0414-6474723 y comencemos a SER MÁS SALUDABLES.

¡Te espero!

Dra. Samar Yorde

Anuncios